Qué es un hosting y cómo funciona

Qué es un hosting y cómo funciona

Un hosting es la prestación en donde una empresa ofrece a su cliente el servidor para que almacene los datos de su website de modo que esté siempre online. Muchas  veces se lo refiere como alojamiento web.

Ahora bien, los servidores suelen estar en centros de datos, lugares en los que cientos de ordenadores (servidores) están conectados a Internet de forma permanente y con gran ancho de banda.

Cuántos tipos de hosting existen

Entre los tipos de hosting, se encuentran, el hosting gratuito (muy limitado), el alojamiento compartido (es  un servicio de hosting en donde varios sitios comparten el mismo servidor, incluyendo no solo el disco sino que su memoria RAM y procesador entre otras. Si bien cada sitio tiene su propia IP, el tráfico o fallas que tengan los otros pueden incidir en su funcionamiento), los servidores virtuales (el usuario controla su parte del servidor como si no lo compartiese) y servidores dedicados (se trata de un servicio en el que el servidor en el cual se almacenan y desde el que se transmiten los datos solo aloja un sitio web.

Generalmente se utilizan para página con una gran cantidad de contenido y tráfico), entre otros.

No obstante, cada empresa suministra una interfaz distinta para administrar tu sitio, y cada una de ellas otorga funcionalidades diferentes que pueden adaptarse mejor o peor a tu sitio, según sus requerimientos específicos.

Cabe señalar que para que el hosting funcione correctamente, ese ordenador tiene que estar encendido de forma permanente y conectado a Internet.

Además, el ancho de banda debe ser muy superior al que se tiene normalmente en los hogares. Cualquier error o parada en el ordenador o la conexión a Internet, hará que la web se caiga.

De igual forma, es totalmente necesario aclarar que los servidores son las máquinas físicas en donde se almacenan los archivos recibiendo y enviando y los datos desde allí.

Mientras que el hosting es la compañía que entrega el servicio completo incluyendo las funciones extra que los webmasters necesitan como soporte técnico, plataformas de trabajo, seguridad y respaldos entre otros.

El hosting funciona, debido a que un sitio web alojado en un servicio de hosting está asociado a una dirección IP.

Cuando una persona hace clic en un enlace o escribe la dirección del sitio en su navegador, este se conecta a un DNS (Servidor de nombres de dominio), el cual traduce la dirección a la IP correspondiente al servidor.

About the Author

Leave a Reply